Desde GUK Getxo hemos registrado una moción en relación al control, información y gestión sanitaria de la calidad del aire.

En Getxo los cierres de las estaciones de Arrigunaga, Santa Ana y la Náutica de Portugalete en 2011 han dejado sin control de la contaminación atmosférica a la mayor parte de la trama urbana de Getxo, y muy en particular a toda la zona de Las Arenas y Romo.

El único punto de control existente que queda en Getxo de la red del Gobierno Vasco se encuentra en Aixerrota, muy alejado de las mayores concentraciones urbanas. Por ello pedimos que se recupere la estación de Santa Ana o La Náutica, o bien se integre en la red la estación que el Puerto de Bilbao tiene en el mismo embarcadero de Las Arenas.

Getxo lleva ya al menos 15 años destacando como uno de los pueblos de todo el bajo Nervión de peor calidad de aire. Las nuevas industrias dentro de la habitual actividad portuaria han ampliado los focos emisores en nuestro entorno en estos últimos años mientras los medios de control se han reducido.

En concreto el material contaminante particulado denominado PM2,5 , de mayor daño a las vías respiratorias sobre todo en personas sensibles como mayores, niños o personas con problemas respiratorios, alcanza habitualmente en Getxo niveles preocupantes.

En Getxo ya superamos los límites legales en años como 2003, 2005, lo cual derivó en un Plan de Acción para toda la comarca exigido por la CEE que establecía medidas y protocolos. Posterior a este Plan se volvieron a superar los límites legales en 2008, y en 2011 también los datos fueron alarmantes. El cierre en 2011 de varias estaciones de control no parecen ser, desde luego, medidas adecuadas. Máxime cuando sus datos eran muy preocupantes.

Las medidas a tomar, según se indicaba en el Plan de Acción, también afectaban a nuestro Ayuntamiento, por lo que preguntaremos por ello. De ahí hasta hoy tenemos habitualmente franjas horarias donde la contaminación se dispara y no existe ningún tipo de información o comunicación, como en el caso de este pasado 5 de agosto donde durante varias horas el aire fue dañino para la salud de las personas. En especial para los grupos sensibles como niños, mayores y personas con problemas respiratorios.

Actualmente los datos de niveles de contaminación se hacen públicos con varias horas de retraso por lo que pedimos que se hagan en tiempo real y que se incluyan en la escala no solo los límites legales sino también los saludables que marca la Organización Mundial de la Salud.

Creemos y pedimos , a nivel general, que está cuestión debe gestionarse como una cuestión de salud pública desde el Departamento de Salud del Gobierno Vasco. Esto ahora no es así por lo que ningún aviso ni medida sanitaria se da, a pesar de haberse rebasado en muchos momentos los umbrales de riesgo para la salud de la población.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS