Tras meses de lucha institucional y jurídica, ayer conseguimos algo que ya podemos considerar como HISTÓRICO dentro del funcionamiento del Ayuntamiento de Getxo. Algo tan sencillo como pedir que se debata en un Consejo Rector la situación salarial precaria de las y los profesores de Euskaltegi municipal se ha convertido en una odisea. El presidente, Koldo Iturbe, se opuso desde un principio a que se debatiera este tema como punto del orden del día, tanto es así que llegamos a recurrir esta decisión mediante vía judicial por vulnerar nuestro derecho a la participación política en el Ayuntamiento. Como imaginábamos, algo tan básico como eso salió adelante y el juzgado nos dio la razón, dando como resultado la sentencia en la que se obliga al presidente del Consejo a incluir en el Orden del día este tema, contra su voluntad. Y ayer se materializó esta sentencia, pudiendo primero escuchar a las profesoras en su comparecencia donde explicaron de forma clara y concisa lo que ha ocurrido en los últimos 20 años con su reclamación y cómo han llegado a demandar al Aula de cultura; y tras esto, tuvimos la ocasión de votar y sacar adelante su reclamación: iniciar el proceso de equiparación salarial.

Hay ocasiones como ésta en las que conseguimos avances de calado. Una cuestión de democracia básica que tuvo que hacer cumplir un juez al concluir que el Presidente del Consejo Rector vulneró el derecho de participación política de las y los concejales de GUK. Seguiremos apostando por dar pasos de profundización democrática que nos liberen de las peores inercias que se resisten a cambiar a pesar del constante goteo de resoluciones judiciales a nuestro favor.

ARTÍCULOS RELACIONADOS